Dom. Abr 11th, 2021

Vialidad Estatal además de llevarse el recurso de multas al Estado, resulta ineficiente y corrupto.

 

Desde hace más de un año, los encargados de sancionar y multar a los choferes tanto particulares como los del servicio público son los elementos de Vialidad Estatal, esto con el supuesto fin de terminar con la corrupción que emanaba de los elementos municipales, pero desde que estos elementos entraron a operar en todos los municipios del estado han habido más quejas que beneficios a las comunas.

Y es que todas las multas realizadas por estos elementos tienen que ser pagadas en las oficinas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado (SECTE) resultando en un robo descarado de recurso por parte del gobierno del estado al municipio ya que lo recaudado por concepto de multas en infracciones servía para realizar obra básica.

No conforme con el hurto a las arcas municipales, los elementos de vialidad estatal premian a sus familiares condonándoles infracciones o peor aún, evitando pagar los daños en un accidente como fue el caso de esta mañana donde el agente Adalin N. A bordo de la unidad 1-2462 adscrito a Vialidad estatal en la zona sur, dejó escapar a su primo de nombre Carlos Alberto González N. quien provocó un choque sobre la Av. ubicada en el municipio de Zacatelco dónde una motocicleta de la marca Italika resultó dañada de la parte trasera.

Hecho que provocó que el implicado hiciera gala de sus nexos con los agentes viales del estado y pidiera el auxilio a su primo para evitar pagar los daños ocasionados a la motocicleta, siendo escoltado por Adalin N. Para abandonar la zona del percance y así evitar tomar la responsabilidad de pagar por su imprudencia.

No es el primer hecho denunciado por los ciudadanos sobre actos de corrupción por parte de los agentes estatales, los afectados también refieren que los agentes imponen multas elevadas y por conceptos poco creíbles y además, lo engorroso que resulta pagar una multa hasta la oficina central ubicada en la capital del estado.