Dom. Mar 7th, 2021

MUESTRA MEJORÍA CAMPANERO DE CONTLA

Fue extubado y dado de alta, luego de ser golpeado por “Esquilon”

23 de Mayo 2020 / Tzompantepec, Tlax. (Sergio Espinoza) Foto (informativoPC)

El campanero del templo a San Bernardino de Siena ubicado en el municipio de Contla en Tlaxcala, identificado como Rufino -N- de 68 años de edad, este jueves habria sido dado de alta y trasladado a su domicilio particular, para allí continuar con su convalecencia; esto a pocos días de haber sido peliculéscamente bajado -por Rescate de Montaña- de la torre donde quedó herido de gravedad, tras ser golpeado en la cabeza cuando pulsaba a “Esquilon” para hacerlo tañer.

Según fuentes consultadas el hoy sobreviviente al ” campanazo de Contla” como ya se le conoce a lo que pudo acabar en una tragedia, la víspera al 20 de Mayo que se celebra al Santo Patrono del pueblo, fue extubado por el personal médico del nosocomio público; al que desde ese jueves fue trasladado por el Escuadron de Rescate Apizaco (ERA) para ser atendido por el traumatismo craneoencefálico severo y fuerte hemorragia, que de momento deja como secuela visible, una herida de tamaño considerable en la parte superior de la cabeza.

Derivado de que el pasado día 14 poco después de las 18:30 horas, el servicio de Emergencias 911 recibió reporte de persona caída del campanario de la iglesia de Contla, lo que a pesar de que se precisó no era de tal dimensión, movilizó a distintas corporaciones de rescate entre ellas el Escuadrón de Rescate Apizaco (ERA), la Brigada de Auxilio y Salvamento (BRIASA), de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC), voluntarios de Totolac y Panotla, así como Rescate de Alta Montaña de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Quienes laboraron por espacio de hora y media, hasta que el hombre que fué hallado en compañía de otras personas quienes en evidente estado inconveniente, narraron lo sucedido los rescatistas; quienes embalaron al herido y lo bajaron mediante cuerdas a rapel por la parte frontal del edificio dedicado al culto y la oración, y luego lo trasladaron de urgencia al nosocomio público donde fue intubado y atendido hasta el día que causó alta.

Señalar que de los hechos que por fortuna no dejaron saldo negativo, el párroco titular del templo a San Bernardino de Siena y tampoco los laicos miembros de la cofradía que llevaban a cabo el novenario en honor al Santo Patrono, se han negado a dar una postura en torno a los acontecimientos o al menos de como apoyan al afectado.